A propósito de la importancia que tiene cuidar nuestra salud sexual, entre ella uno de los numerosos aspectos que la compone: el elegir cuándo y con quién tener hijos, así como protegernos de las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual). Creemos oportuno hablar del preservativo o condón, y aunque muchas personas saben de qué se trata, vamos a recordarlo: es un dispositivo de barrera con forma de funda que puede ser utilizado durante una relación sexual para reducir la probabilidad de embarazo y la transmisión de  ITS. Este es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados y conocidos en la actualidad, pero también a lo largo de los años. A continuación, exploraremos sus múltiples dones y beneficios.

USA CONDON USA PRESERVATIVO

Algo de historia: El condón fue evolucionando a medida que el ser humano también lo hacía, de modo que ha ido modificándose y perfeccionándose con el tiempo. Se han encontrado evidencias arqueológicas que indican su posible uso 33.000 años a.C.  En el arte se hallaron murales egipcios de hombres con envolturas en el pene y datos de que utilizaban telas de lienzo para confeccionarlos. Por si fuera poco, y aunque suene gracioso, existen evidencias de que también se han usado vejigas de cerdo e intestinos de otros animales.

En fin, es sorprendente creer cómo llegaron a ser vendidos en las farmacias y cómo fueron perfeccionados con materiales como el látex y el poliuretano, hasta el punto convertirse uno de los métodos de anticoncepción más eficaces que usamos en la actualidad. Y si hablamos de prevención tanto de embarazos, como de ITS, definitivamente el top 10.

Bueno y ¿por qué hablar de Con – DONES? ¿Acaso no es CONDONES? – Claro, sin embargo y como su nombre lo indica por casualidad, los CONDONES son elementos CON múltiples DONES, beneficios y cualidades, veamos algunos:

  • Cuando se usan de manera correcta, pueden llegar a ser el método de mayor eficacia.
  • Es el único método anticonceptivo que previene las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual).
  • Se dispensan en diferentes lugares– supermercados, farmacias, gasolineras, tiendas eróticas, dispensarios-  y para adquirirlos no se necesita de autorizaciones médicas, por lo que los tienes a la mano en cualquier oportunidad.
  • Su costo es muy bajo.
  • Son muy fáciles de usar.
  • No producen efectos secundarios ni contraindicaciones, solo si eres alérgico-a al latex, sin embrago hoy en día fabrican preservativos con materiales hipoalergénicos.
  • Uso del preservativo o condonPueden ser utilizados como método anticonceptivo complementario, es decir, si utilizas otro método, como pastillas, parche, inyección… puedes complementar con el uso del preservativo, que además de aumentar el grado de eficacia, te protege de las ITS (Infecciones de Transmisión sexual).
  • Y el mejor de los dones, surge cuando se convierte en un delicioso elemento erótico dentro del encuentro sexual, así ya no es una obligación, sino un elemento más y necesario dentro de tu repertorio erótico. Esto es gracias a la gran variedad que ofrece el mercado, ya que los hay con diversas formas, tamaños, sensaciones, colores, olores y hasta sabores.

Os compartimos algunos buenos trucos para erotizar el condón y eliminar las ideas que hacen que en ocasiones los rechaces y te pierdas de sus múltiples dones para tu salud sexual y la de tu pareja:

  • Colocarlo con sensualidad, hacer que el momento se convierta en un ritual erótico.
  • A veces lo pones tú y a veces tu pareja, podéis turnaros.
  • Ponerlo al ritmo de la música, quizá un baile sensual estaría fenomenal.
  • anticoncepcion_182Sorprende a tu pareja con un condón diferente cada vez, puedes jugar con la variedad.
  • Regálalo junto a un kit erótico.
  • Convierte el condón en un elemento que por sí solo genere deseo.
  • Visita un sex-shop y elige los condones que más te gusten.
  • Utiliza un poco de lubricante a base de agua o silicona para ayudar a la sensibilidad.
  • Regala a tu pareja un condón junto a una nota o propuesta.
  • Disfruta de la variedad de sensaciones que ofrecen algunos condones (calor, frio, con puntitos o estrías…) Utiliza la imaginación. Por ejemplo, ¿que se os ocurre hacer con condones que iluminan en la oscuridad?
  • Colecciona junto a tu pareja los envoltorios (podéis crear un álbum del placer).

Ya has podido ver todos los dones de este maravilloso invento llamado preservativo o condón. La idea entonces NO es retíralo de tu vida sexual, sino por el contrario convertirlo en un elemento erótico dentro de ella para que la disfrutes al máximo; una vida sexual libre de riesgos es mucho más sana y placentera.

Recuerda que todas las personas que tienen una vida sexual activa están expuestas a quedar en embarazo y/o contraer una Infección de transmisión sexual. A veces unos más que a otros, pero siempre se presenta esta posibilidad, independientemente de tu edad, raza, orientación sexual, estado civil.

Una sexualidad sana y placentera está en tus manos. ¡Usa condón!

Y vosotros, ¿Utilizáis el condón? ¿Lo recomendáis?

ERIKA PINZON BENAVIDES

Psicóloga, Máster en Sexología Clínica, Máster en Promoción de la Salud Sexual.